OTRA CIENCIA : Pinchada Kiwro VII

«Johnny Toss es un poeta de inteligencia matemática con una noción muy peculiar del Espacio-Tiempo (virtud que yo admiro y que de alguna manera ilumina uno de los muchos caminos que abandoné sin llegar a la meta: la pasión por la lectura). Es como un telégrafo estelar que siempre ha existido (¡gracias, Panspermia!), un nigromante que vive agazapado en un lugar recóndito y tenebroso del “no-lugar”, donde se libera con audacia y facilidad de los terrores del infinito y el espanto de la inmensidad. JT es un un viaje constante y sin tregua en el que muchos de los senderos por los que deambula están cubiertos de flores y plantas de un pasado marchito pero que aún desprenden un aroma extraordinario.

He de reconocer que la primera vez que me fijé en él, lo primero que me vino a la mente fue: “¡vaya Papanatas!” (no voy a mentir). Verme en esa situación ahora y recordar mi cara de pánfilo me da vergüenza extrema, porque Johnny puede resultar desenfrenado y de pensamiento fosilizado, pero una vez dejas caer tu triste antifaz condicionado por una sociedad que castiga el talento y la brillantez, te das cuenta de que es todo lo contrario. Es muy probable que dentro, muy dentro, en el negror de cada partícula de su cuerpo, ríos de preguntas infinitas se retuerzan como meandros en una barahúnda que pocos pueden descifrar, interrogantes y más interrogantes muchos turbadores y otros de carácter estrafalario. Lo siento amigo, me he comportado como un IDIOTA.

Además y por si fuera poco, Juan Tosina es un observador escurridizo de nuestra cosmohistoria, un testigo directo del fin de un mundo y del comienzo de otro, un neo-Giordano Bruno al que cuesta quemar en la hoguera.

Nota: Ahora mismo tengo abrasándome por el messenger del Facebook a susodicho personaje, al que en poco tiempo he llegado a estimar y respetar por su maravilla lingüística que sin más apareció bajo una nueva luz que nadie se esperaba. Ahora quiere cambios en la maquinación del libro y yo llevo sentado en la misma silla, delante del ordenador desde las 6am. Dame un respiro, ¡lo tengo todo controlado!. Son las 23:01.

Mañana antes de irme a Marruecos hago los cambios, lo prometo».

Compra el libro AQUÍ.

Cliente:Oscura Plata, Madrid
Ver proyecto
000